FaceBook  Twitter  

Muy queridos amigos:

Con estas líneas, quiero haceros llegar el cariño de todos los que formamos la comunidad del Seminario y nuestra gratitud por vuestra oración por nosotros, además de haceros también partícipes de nuestra alegría y nuestra acción de gracias a Dios por todos los dones con que nos ha bendecido en este trimestre que ahora terminamos.

El curso comenzó con la incorporación de cuatro nuevos seminaristas (Miguel Ángel, José Manuel, Félix y Javier), que acogimos entre nosotros con alegría. Poco después, la ordenación de cinco nuevos diáconos y cinco nuevos presbíteros para el servicio de nuestra diócesis nos dio una nueva oportunidad de dar gracias a Dios.

Ahora ya a las puertas de la Navidad, nos vemos embarcados en la Gran Misión Diocesana y en la celebración del Año de la Misericordia, inaugurados ambos el día de la Inmaculada y que son para nosotros una fuerte invitación a renovar nuestra fe

En el Seminario, hemos vivido con mucho gozo todos estos acontecimientos y otras muchas cosas que han ido llenando nuestra vida día tras día: la peregrinación a Guadalupe, las convivencias con monaguillos y con los alumnos del Seminario Menor, la excursión a Zaragoza, la Vigilia de la Inmaculada, la celebración de Santa Maravillas de Jesús y de San Dámaso, la admisión a órdenes de dos seminaristas de sexto curso, etc. Por todo ello, damos muchas gracias al Señor y le pedimos que todo sea para su mayor gloria y para que le amemos y sirvamos santamente.

Pedid a Dios por nosotros y contad con nuestra oración por vosotros y vuestras familias, para que vivamos todos unos días de Navidad muy gozosos y de mucha unión con la Santísima Virgen, con su Esposo San José y con el Niño Dios nacido para salvarnos.

¡Feliz Navidad!