FaceBook  Twitter  

Durante el fin de semana del 16 y 17 de febrero, los seminaristas de la diócesis y algunos jóvenes invitados hemos peregrinado a la tumba de san Juan de Ávila en Montilla, Córdoba. Nos movió un doble motivo: como excursión de fin del período de exámenes y para obtener las gracias que se conceden en este Año Jubilar con motivo de la proclamación del santo como Doctor de la Iglesia Universal.

A nuestra llegada, el día 16 por la tarde y tras caminar diez kilómetros, orando en silencio, nos recibió en Montilla D. José Almedina, rector de la Basílica. Tras una visita rápida al monasterio de las Hermanas Clarisas, donde rezamos ante el Santísimo expuesto, nos incorporamos a la procesión solemne con la que comenzaron el tiempo de Cuaresma. Después celebramos la Eucaristía con el resto del pueblo. Al día siguiente tuvimos retiro con una meditación de D. Carlos Jesús Gallardo, vicerrector de la Basílica, sobre uno de los escritos sacerdotales de san Juan de Ávila. Finalmente, por la tarde visitamos la casa en la que el santo vivió y murió.

Ha sido una experiencia preciosa en la nos hemos acercado a la figura de este insigne pastor santo, patrono del clero secular español. Ahora bien, ¿qué puede decirnos un sacerdote que vivió en pleno Renacimiento a jóvenes seminaristas del siglo XXI?

Hemos podido aprender qué conlleva el ser sacerdote, la esencia del sacerdocio. Dios escoge a hombres pecadores para ponerse en sus manos. Cristo mismo se hace obediente a las palabras que pronuncia el ministro en la consagración, y es gracias a esta docilidad del Señor por lo que nosotros podemos tener vida, y vida en abundancia. El Maestro Ávila nos invita a nosotros, futuros sacerdotes de Cristo, a ser obedientes a la voluntad del Padre, a examinar nuestra conciencia y alcanzar la santidad sacerdotal a la que Él nos llama para el bien de las almas. La Iglesia, el mundo, los jóvenes, los pobres, los enfermos... Todos están necesitados de sacerdotes santos.

  • Voluntariado en Lourdes
    Los seminaristas que hemos trabajado como voluntarios en el santuario de la Virgen de Lourdes el pasado verano os contamos nuestra experiencia.
  • Testimonio y canción de Adrián Castilla
    Aquí comparto una experiencia de la acción de Dios en mi vida, concretamente en la que ha obrado en mi debilidad. Espero que os ayude.
  • 2000 años de luz
    Uno de los grandes éxitos de "La Otra Mejilla", el grupo musical del Seminario