FaceBook  Twitter  

En pleno Valle del Tiétar y rodeado de montañas, se encuentra un viejo caserón que, un día ya lejano, se convirtió en el testigo silencioso de las vidas de miles de chicos que entraban al colegio siendo niños y, sin saber cómo, salían hechos hombres: el Seminario Menor de nuestra Diócesis. Aquel edificio, que había servido anteriormente para otros fines, al pasar a manos de la Iglesia, comenzó siendo el Seminario de verano de la archidiócesis de Madrid. En aquella época, corretearon por allí numerosos críos que hoy son sacerdotes e incluso, algunos de ellos, obispos, como D. Joaquín, D. Rafael, D. Braulio... Sin embargo, poco después sería erigido Colegio-Seminario y así ha permanecido hasta nuestros días. Y de esto hace ya cincuenta años.

Es por ello natural que en el Colegio y en nuestra diócesis se quiera festejar esta efeméride. Se trata, pues, de un año de gran alegría y orgullo por nuestra parte, especialmente para todos aquéllos que hemos conformado la historia viva de esta institución. Durante este año tan especial y bajo el lema mucho que celebrar, mucho que agradecer, se realizarán numerosos actos para homenajear esta institución. Y es que estos cincuenta años formando a los hombres de hoy han dado para mucho; pues quien mira hacia atrás con los ojos de la fe puede observar la acción de Dios en su vida, incluso en los momentos más oscuros. Por esto, conscientes del inmenso don recibido de Dios, sólo cabe en nosotros una actitud de agradecimiento.

El acto inaugural de este año festivo tuvo lugar el pasado sábado 25 de enero: una Eucaristía presidida por D. Joaquín, nuestro obispo, y concelebrada por numerosos sacerdotes, entre los cuales se encontraban antiguos directores espirituales, formadores y rectores. A continuación, se descubrió una placa conmemorativa y se procedió a la inauguración de una exposición que recoge algunos de los recuerdos de estos cincuenta años de andadura.

Los seminaristas mayores, antiguos alumnos del Seminario Menor o no, estuvimos allí uniéndonos a la celebración. Os anunciamos ahora con alegría esta noticia y os recomendamos que estéis atentos a los actos de este quincuagésimo aniversario.

  • Voluntariado en Lourdes
    Los seminaristas que hemos trabajado como voluntarios en el santuario de la Virgen de Lourdes el pasado verano os contamos nuestra experiencia.
  • Testimonio y canción de Adrián Castilla
    Aquí comparto una experiencia de la acción de Dios en mi vida, concretamente en la que ha obrado en mi debilidad. Espero que os ayude.
  • 2000 años de luz
    Uno de los grandes éxitos de "La Otra Mejilla", el grupo musical del Seminario