Una Cuaresma que no nos esperábamos

Una Cuaresma que no nos esperábamos

Los superiores de los seminarios de la Archidiócesis de Madrid han decidido suspender hasta el nuevo aviso el régimen comunitario de los seminarios. En nuestro caso, D. Ginés encomendó a cada seminarista valorar su situación personal y familiar y decidir si quedarse en el Seminario o trasladarse a casa. Por eso, algunos seminaristas se han quedado en el Cerro de los Ángeles, mientras otros se han ido a su casa.

Estemos donde estemos, seguimos unidos a todos vosotros, intensificando nuestra oración sobre todo por todas las personas y familias afectadas por la actual pandemia del coronavirus y los trabajadores de muchos campos que ayudan a sobrellevar la situación.

Invitamos a todos a seguir las indicaciones de nuestras autoridades, de tomar las medidas adecuadas y de no dejarse llevar por el miedo y el pánico. La calma y la prudencia como formas de ayuno, la caridad para con los demás como forma de limosna, y una sincera oración y súplica al Señor pueden ser los mejores instrumentos para vivir esta Cuaresma.

Deja una respuesta